Año CXXXVII Nº 49333
La Ciudad
Política
Información Gral
El Mundo
Opinión
La Región
Policiales
Cartas de lectores



suplementos
Ovación
Señales
Economía
Escenario
Mujer
Turismo


suplementos
ediciones anteriores
Turismo 17/12
Mujer 17/12
Economía 17/12
Señales 17/12
Educación 16/12
Estilo 16/12
Salud 13/12
Autos 30/11
Página Solidaria 29/11
Chicos pero grandes 11/11

contacto
servicios
Institucional

 domingo, 24 de diciembre de 2006  
Sobre gustos: entre polos opuestos
"No hay tantas malas obras de arte como artistas insoportables", dice Gina Valenti

Gina Valenti (1981) es licenciada en Bellas Artes, artista multimedia y compositora. A la vez es cocreadora y directora del proyecto Astas Romas (www.astasromas.org) y del Festival Internacional de Arte Electrónico 404 (www.404festival.com), cuya tercera edición se realizó en Rosario recientemente, con la participación de artistas de 46 países. Como compositora ha editado los CDS "Después de todos los cristos" (composiciones para piano de corte contemporáneo, 1999), "20 de Diciembre" (piano y música electrónica, 2002) y "Alta Costura" (música electrónica experimental, 2004). Entre otros sitios, sus trabajos (exhibiciones gráficas, lecturas y recitales de música en vivo) han sido presentados en la II Muestra de Arte Electrónico Villa de Móstoles, en el marco de la III Semana de la Ciencia de la Comunidad de Madrid, Centro de Arte Moderno de Madrid (España) y el Instituto Goethe (Trieste, Italia).

-¿Cuál fue tu episodio de iniciación artística?

-Toco el piano, escribo y dibujo desde que era muy pequeña. Recuerdo a mi primera profesora de piano. Usaba un abanico de estilo español para aleccionar a las alumnas que tocaban encorvadas. Dejé de interpretar durante varios años y cuando decidí abrir el piano de nuevo comencé a componer mi propia música. En mis conciertos nunca olvido curvar mi espalda, aunque sea un poco.

-¿Qué es lo que más extrañás de tu infancia?

-La distancia entre la altura de las puertas y la mía, mi cartuchera con miniaturas, mi abuelo Carlos. El hecho de que ahora, cuando olvido el nombre de las comidas y las calles, no me miran como antes.

-¿Qué hecho social, cultural o político te marcó en particular?

-La actual intervención de Estados Unidos en Irak es tenebrosa. Nadie puede argumentar falta de información en tiempos tan mediatizados, y sin embargo este ultraje sigue viéndose, a los ojos de muchos, como algo curioso. Pienso en esto como en un crimen al que la gente asiste durante horas para observar a las víctimas, aún pudiendo evitarlo.

-¿Cuál es el último libro que leíste y cómo llegó a tus manos?

-"El origen de la obra de arte", de Martin Heidegger, extraído de una de las estanterías de mi estudio.

-¿Qué música jamás te animarías a bailar?

-En cuanto a lo que se trata de música no temo al ridículo.

-¿Qué te causa rechazo en un artista (o en una obra de arte)?

-La obra y el artista son muchas veces dos polos opuestos. Es como comer en un restaurante al lado del cocinero: a) si el plato no es de mi agrado, intentará convencerme de que mi paladar no está a la altura de su cocina; b) si el plato me resulta delicioso, puede que mire sus manos y estén sucias; c) si el plato llega frío pero el cocinero es un buen conversador, entonces quizás vuelva a comer allí. No hay tantas malas obras de arte como artistas insoportables.

-¿Qué define a una obra de arte electrónico?

-El término arte siempre viene seguido de un adjetivo que intenta ilustrar sus cualidades. En este caso, una obra de arte electrónico se define por dos cosas: que es arte y que es electrónica. Para lo último, debe haber medios electrónicos en juego, pero no es la tecnología lo que define una obra, y tampoco la utilidad. Acepto sugerencias: [email protected]

www.dailyrenti.com.ar /

www.myspace.com/ginavalenti
enviar nota por e-mail
contacto
Búsqueda avanzada Archivo


Ampliar FotoFotos
Ampliar Foto
Medios. Según Valenti, "no es la tecnología lo que define una obra".

  La Capital Copyright 2003 | Todos los derechos reservados