Año CXXXVI Nº 49939
Política
Economía
La Ciudad
La Región
Información Gral
Opinión
El Mundo
Policiales
Cartas de lectores


suplementos
Ovación
Salud
Autos
Escenario


suplementos
ediciones anteriores
Turismo 17/08
Mujer 17/08
Economía 17/08
Señales 17/08
Educación 16/08
Campo 16/08


contacto

servicios

Institucional

 miércoles, 20 de agosto de 2003

Charlas en el Café del Bajo

-La noticia de ayer, Candi, dice, hablando del Encuentro de Mujeres, que cientos de ellas "sentadas en las escalinatas del Patio Cívico, comenzaron a inflar profilácticos y a cantar consignas en favor de la libertad sexual y del aborto libre, seguro y gratuito" y que las chicas gritaban cánticos y pintaron las paredes del Arzobispado con estas leyendas: "Saquen sus rosarios de nuestros ovarios", "Toque el cielo con las manos, descubra su clítoris". ¡Qué damas eh! El arzobispo de Rosario, Monseñor Mirás, reaccionó con firmeza pero con prudencia, no responsabilizó a los organizadores, pero sí dijo que había infiltrados izquierdistas.

-Bueno, Mirás tiene razón y como dijimos nosotros ayer lo que hicieron es desde todo punto de vista repudiable. Ahora, hay que aclarar una cosa para terminar con esta cuestión de manera absolutamente justa. Naturalmente había sectores de izquierda entre las mujeres y me consta porque yo presencié y escuché que algunos de estos sectores durante la manifestación tenían expresiones que contenían animosidad contra la Iglesia. Uno de los cánticos era, por ejemplo: "Si el Papa fuera mujer el aborto sería ley". Ahora, hay que separar las aguas y distinguir a las personas correctas, prudentes, sensatas y respetuosas que tiene la izquierda y que tuvo este encuentro, de los inadaptados que siempre existen. Mi querido Inocencio, en el mundo sólo hay dos clases de personas: los decentes y los indecentes y estos grupos no pertenecen de manera exclusiva a un sector social, están en todas partes.

-Tiene razón. Bueno, lo de estas chicas es definitivamente lamentable. Pero demos vuelta la página y hablemos de otra cosa. El domingo leí la entrevista que le hicieron al candidato a intendente del socialismo popular, Lifschitz. Muchas palabras, pocas propuestas y esa permanente actitud que está caracterizando al socialismo en esta campaña de tratar de denostar al adversario. Es una lástima que este hombre le siga la corriente a Binner en esa estrategia de agredir, aunque sutilmente, a los demás candidatos. No me gusta.

-Leí la nota. Yo voy a decir lo que ya he dicho en otras oportunidades. Lifschitz es una buena persona, pero la gestión a la que pertenece y de la que forma parte, en mi opinión, ha fracasado, especialmente en estos últimos años. Y quiero hacer una aclaración, Inocencio: muchos meses atrás hablábamos de la pobre gestión municipal, de que no sólo no se hacía lo imprescindible y básico, como reparar los cuantiosos baches que tiene la ciudad, sino que no se proyectaban políticas de crecimiento, que no se fomentaba la radicación de estructuras productivas, de manera de generar empleo y que la Municipalidad jamás se había ocupado de un tema gravitante para la población como era la seguridad. ¿Ahora, en plena campaña, vienen a decirnos que se van a ocupar de estas cosas? Creo que es demasiado tarde.

-Claro, porque la mejor campaña que puede hacer un gobierno es mostrar lo realizado, pero aquí sólo se están mostrando espejitos y esto es subestimar a la población. Ahora han iniciado desde la Municipalidad una campaña publicitaria importante (lo que éticamente es inaceptable), pero la realidad está a la vista: la Municipalidad jamás se ocupó del tema seguridad, jamás elaboró planes ni una campaña sostenida ante inversionistas nacionales y extranjeros y ante el gobierno de la Nación para radicar industrias y comercios, no hizo nada en materia de turismo, el transporte sigue tan decadente como hace años, las calles están llenas de pozos; el tránsito es un desorden, los inspectores y las grúas están para reprimir y así sucesivamente.

-Las encuestas no le están dando bien a Binner y a Lifschitz según parece.

-Y eso que el señor gobernador de la provincia, Carlos Reutemann, hizo todo lo humanamente posible para beneficiarlos; porque mire que este tipo sí que se mandó macanas al elaborar la estrategia del justicialismo. Si lo hubiera hecho a propósito no le hubiera salido mejor.

-Hemos dicho hace tiempo también que estaban dadas las condiciones para que surgiera una nueva figura dentro del justicialismo. Y parece que esta figura va a ser nomás Jorge Obeid, quien, de acuerdo con todas las encuestas, hasta ahora sería el nuevo gobernador de la provincia. Usted sabe que yo disiento en muchos aspectos con este hombre, pero creo que es el que tiene las cosas más claras, porque lo de Reutemann ya no da para más.

-Al menos cuando fue gobernador se ocupó de Rosario y estaba aquí en forma permanente. Con Nicotra de intendente harían una buena dupla, pero aunque se enojen algunos amigos, a mí me gusta el "Vasco".



candi@lacapital.com.ar

enviar nota por e-mail

contacto
buscador

  La Capital Copyright 2003 | Todos los derechos reservados