Año CXXXVI Nº 49894
Política
La Ciudad
La Región
Opinión
Información Gral
El Mundo
Policiales
Cartas de lectores


suplementos
Ovación
Escenario
Economía
Señales
Turismo
Mujer


suplementos
anteriores
Educación 05/07
Campo 05/07
Salud 02/07
Autos 02/07


contacto

servicios

Institucional

 domingo, 06 de julio de 2003

Jefas de Hogar de Alcorta ganan mercados con hilados artesanales
El emprendimiento ocupa a más de 60 personas que trabajan desde el esquilado hasta terminar la prenda

Osvaldo Flores / La Capital

Alcorta.- Esquilar las ovejas, hilar su lana mediante el sistema de ruecas, tratarla y teñirla con métodos y productos totalmente naturales, y finalmente tejer la prenda a mano o a telar conforma un proceso tan ancestral como desusado.

Pero en esta localidad, más de 60 beneficiarias del programa Jefas de Hogar trabajan desde hace más de un año en este singular microemprendimiento comunal y, en tan poco tiempo, han comenzado a imponer sus productos en mercados de las provincias de Santa Fe y Buenos Aires. Y van por más.

Todos los días, 40 mujeres en dos turnos hilan incansablemente en una veintena de ruecas los vellones de lana virgen que se apilan en un rincón del salón comunal, donde han reencontrado la dignidad del trabajo. Después será el turno del lavado, con detergente, champú y crema de enjuague.

Una vez acondicionada, la lana estará lista para ser teñida. Y ese proceso será también tan ancestral como natural. Con yerba, cebolla, repollo colorado o raíz de quebracho, la lana irá adquiriendo -casi milagrosamente para quien lo ve desde este lado del mundo del siglo XXI- bellísimos tonos, y allí comenzará la confección final de las prendas, con telar o a mano.

Pulóveres, chalecos, pasminas, bufandas, boinas y sombreros tejidos al croché saldrán entonces de Alcorta para asombrar desde las vidrieras de importantes boutiques rosarinas o de San Antonio de Areco, dos de los principales mercados que estas 60 humildes mujeres han sabido ganar con una fórmula tan simple como efectiva: originalidad y trabajo.

Juliana Caporalini y María Gabriela Martelli son las autoras y conductoras de este original microemprendimiento. "Las chicas están produciendo 150 kilos de lana mensuales. Las prendas se van confeccionando por pedidos y a medida, pero tenemos capacidad para aumentar la producción si, como apuntamos, podemos ampliar el mercado de ventas", señalaron.

"En todo el proceso, que se remonta al usado hace más de 100 años, sólo se emplean productos naturales y que no afectan al ambiente. Pero más allá de las técnicas, es un gusto ver como gente que hasta no hace mucho era desocupada hoy puede mantener a su familia y recuperar la dignidad de ganar su propio pan", resaltaron.

El presidente comunal Vicente Martelli asegura tener "muy claro el rol social que debe cumplir el Estado", y de allí el decidido impulso a este y otros microemprendimientos comunales: "Estas actividades tienen como objetivo prestar los conocimientos para que las personas que aquí trabajan se formen en un oficio", dice Martelli.

"El Estado debe pasar de rol asistencialista y paternalista para convertirse en un verdadero hacedor e impulsor de trabajo. Se trata de dignificar a las personas mediante el trabajo y lograr que adquieran conocimientos que podrán poner en práctica en el futuro para conseguir su propio sustento", añadió el jefe comunal.

Poder adquirir una bella prenda y contribuir así a la continuidad de un emprendimiento tan valorable es sencillo. Está a un click de la computadora. Para ello se puede ingresar al sitio web: www.hiladosantafesino.com.ar; enviar un mensaje al e-mail: rueca-alcorta@alconet.com.ar; o llamar al teléfono 03465-470201.

enviar nota por e-mail

contacto
buscador

Ampliar FotoFotos
Ampliar Foto
Desde hace más de un año encaran su labor.

  La Capital Copyright 2003 | Todos los derechos reservados