Estilo
Año CXXXVII Nº 49053
La Ciudad
Política
Economía
Información Gral
Escenario
Opinión
El Mundo
La Región
Policiales
Cartas de lectores


suplementos
Ovación
Educación
En el aula
Estilo


suplementos
ediciones anteriores
Turismo 12/03
Mujer 12/03
Economía 12/03
Señales 12/03
Educación 11/03
Estilo 18/02

contacto
servicios
Institucional

 sábado, 18 de marzo de 2006  
Hobby > Orquídeas
Siempre en flor

Paulina Schmidt

La inigualable belleza de la orquídea, sumada al placer de indagar en una enorme diversidad de formas y colores, permite cultivar desde las más simples a las más sofisticadas. Siglos atrás, pasatiempo de reyes y nobles, con el tiempo el cultivo de orquídeas se popularizó con la llegada de las hibridaciones y la micropropagación in vitro.

Aunque crecen y se desarrollan en cualquier lugar del planeta, excepto en los polos y desiertos, las orquídeas son originarias de regiones tropicales y subtropicales. Existen alrededor de treinta mil especies diferentes distribuidas en los cinco continentes, expuestas a una gran diversidad de climas y hábitos de crecimiento.

"Para cultivar orquídeas es preciso imitar a la naturaleza, y fundamentalmente a la selva, su hábitat natural. Entonces hay que crear un ambiente similar y uno de los principales requisitos es conocer el nombre de la orquídea a plantar. Al investigar de dónde procede, sabremos si es originaria de un clima muy cálido o húmedo, si crece en la parte más oscura del bosque o en lo alto del árbol", dijo a Estilo Marta Astrada, integrante del grupo Cultivadores Rosarinos de Orquídeas (CRO).

El objetivo de este grupo de aficionados al igual que muchos otros dispersos en todo el país, es la difusión del cuidado y la preservación de la flor en su medioambiente. Cultivar orquídeas es un hobby que los apasiona y acompaña desde hace más de cinco años. El grupo es miembro de Fora, Federación Orquideófila de la República Argentina, y en Rosario organiza encuentros mensuales con la participación de cultivadores de todo el país.

¿Pero, qué tiene de particular su cultivo? "Estamos tan abocados al cultivo de la raíz que la floración pasa a segundo lugar. Se trata de un desafío, ya que implica ocuparse de una planta que no es de la zona. La orquídea posee tres pétalos más anchos que los tres sépalos. Uno de sus pétalos modificado, llamado labelo, es el que atrae la atención", explicó Astrada.

En nuestro país, las regiones más propicias para cultivar y desarrollar una gran variedad de orquídeas son el noreste, el litoral y Misiones, que como Brasil, tiene condiciones climáticas favorables. "Nuestra zona también se aproxima cada vez más a un clima tropical, lo que favorece la plantación y el mantenimiento".


Cómo cultivarlas
Para iniciarse en el cultivo de orquídeas conviene empezar por una o dos variedades. Cualquier lugar que reciba luz natural será adecuado para colocar la planta. "Nunca se termina de conocer todas las especies, y aunque algunas resultan muy parecidas, siempre son diferentes".

A diferencia de los laboratorios situados en Escobar o en Corrientes, que trabajan por semilla y clonación, el cultivo casero es a través de la planta o plantín, que sólo se adquieren en orquidiarios.

La mayoría de las variedades tienen hábitos epífitos (crecen en los árboles) a los que utilizan como sostén sin ser parásitas. Sus raíces están en el aire, y para cultivarla en forma casera se atan a un tronco o corteza.

La planta puede crecer entre la hojarasca, en la mitad del árbol o en lo más alto. Las orquídeas con hojas gruesas son las más resistentes a la luz y a la humedad. Para los principiantes se aconsejan especies como oncidium bifolium conocida como flor de patito o bailarina, cattleya, dendrobium, laelias y mittonias. Entre las flores terrestres (plantadas en tierra) y aunque son las menos, la orquídea cymbidium se adapta muy bien a esta región.


Ornamental y resistente
Esta maravilla del mundo vegetal presenta condiciones sobresalientes de resistencia y supervivencia a las condiciones más difíciles, a punto tal que es capaz de reiniciar su crecimiento y desarrollo. Asimismo, su durabilidad es prolongada, y es muy apreciada por su valor ornamental.

La deshidratación es uno de los mayores problemas que debe enfrentar el jardinero o aficionado. "Cuando las hojas se arrugan la planta no tiene raíces o escasea la humedad ambiente. Entonces se recurre a la terapia de bolsa, que consiste en desplantarla y luego mantenerla un tiempo en una bolsa con musgo y otros nutrientes hasta que vuelva a echar raíz En esos casos es necesario cortar la floración.

Al igual que la mayoría de las plantas, la mejor estación del año para iniciar el cultivo es la primavera. Para su mantenimiento se utilizan el sustrato de carbón, la madera o la piedra, además de algunos fertilizantes.

Astrada cultiva orquídeas en la terraza de su casa. Aunque es un lugar difícil para lograr humedad, las botellas de plástico son una buena opción, ya que continuamente evaporan agua y generan un microclima. Así lo atestiguan un total de ciento setenta variedades. El orquidiario de un aficionado puede alcanzar hasta mil variedades.

Contactos: martaastrada@yahoo.com.ar fliafink@arnet.com.ar


enviar nota por e-mail
contacto
Búsqueda avanzada Archivo

  La Capital Copyright 2003 | Todos los derechos reservados