Año CXXXVII Nº 49456
La Ciudad
Política
Información Gral
Opinión
El Mundo
La Región
Policiales
Cartas de lectores
Mundo digital



suplementos
Ovación
Escenario
Economía
Señales
Turismo
Mujer


suplementos
ediciones anteriores
Turismo 22/04
Mujer 22/04
Economía 22/04
Señales 22/04
Educación 21/04
Salud 18/04
Página Solidaria 18/04
Estilo 07/04

contacto

servicios
Institucional

 domingo, 29 de abril de 2007  
Start up
IT: ventajas de competir con multis

Eduardo Remolins

Rosario quiere ser una plataforma global de producción de tecnología, eso esta claro. Lo que no ha sido siempre una opinión tan unánime es el papel que deberían tener las multinacionales del sector en esa estrategia.

Hace tiempo que algunos decimos que el arribo a la ciudad de las grandes empresas es algo para aprovechar y no para temer. Pretender estar en el “mapa” de la tecnología mundial requiere incluir a sus principales jugadores. El mundo de la tecnología avanza hacia una organización económica en la cual los países en desarrollo juegan un papel fundamental como plataformas de producción. ¿Porqué no aprovecharlo?

Porque las grandes multinacionales compiten por los mismos recursos humanos calificados y escasos que existen en la región, argumentan (no sin razón), algunos empresarios locales. Las multis compiten con las empresas locales ya establecidas y, peor (aunque natural), a menudo ganan.

El offshore outsourcing, es decir la tendencia por la cual las empresas de los países desarrollados se aprovisionan de bienes y servicios producidos en países en desarrollo sigue siendo tan fuerte como antes, sólo que ahora no la vemos como algo tan positivo. Si por el momento no tenemos suficientes programadores y analistas de sistemas como necesitaríamos ¿es el momento de llamar a empresas de software extranjeras que los van a sacar de las empresas locales?

La preocupación es válida pero supone creer que el único tipo de offshore outsourcing es el de desarrollo de software. En realidad este es sólo un tipo de tercerizacion y quedan varios otros que pueden ser positivos para la ciudad. La provisión de servicios de atención al cliente (call y contact centers), por ejemplo, no requiere de programadores sino de personas capaces de atender telefónicamente los requerimientos de un cliente. Apex no sólo no ha tomado programadores sino que demandó servicios y productos de las empresas de tecnología locales, creó demanda para ellas. ¿No será ésta una forma de offshore outsourcing que conviene más a nuestros intereses, incluidos los de las tecnologicas locales? Mientras en Santa Fe se medita esto, en Córdoba el número de empleados del sector ya asciende a las 30 mil personas. Pensemos si nos conviene, pero hagámoslo rápido.

eremolins@surnorte.org.ar
enviar nota por e-mail
contacto
Búsqueda avanzada Archivo




  La Capital Copyright 2003 | Todos los derechos reservados