Cartas de lectores
Año CXXXVII Nº 49005
La Ciudad
Opinión
Ovación
Policiales
La Región
Información Gral
El Mundo
Política
Cartas de lectores



suplementos
Turismo
Mujer
Economía
Escenario
Señales


suplementos
ediciones anteriores
Turismo 22/01
Mujer 22/01
Economía 22/01
Señales 22/01
Estilo 21/01
Educación 30/12

contacto

servicios
Institucional

 domingo, 29 de enero de 2006  
Amando a Maradona

El pasado lunes 23 de enero me dirigí, junto con mi hijo, al cine Monumental para ver la película “Amando a Maradona”. La empleada de la boletería me dijo que no podía acceder porque la película se mostraba en la sala Nº 9 ubicada en el primer piso, al que sólo se puede acceder por escaleras. Imposible ingresar con la silla de ruedas de mi hijo. Pregunté por un ascensor para llegar al lugar. “No hay”, me respondieron amablemente. Resultado: terminamos viendo una película cualquiera, en una sala de planta baja. Eso sí, sin ocupar butaca ya que éstas están reservadas únicamente para quienes pueden movilizarse por sus propios medios. Me pregunto: cuando la Municipalidad habilitó este cine, ¿pensó en las personas con discapacidad? Cien mil rosarinos deambulan por esta ciudad como parias sin poder acceder al transporte público de pasajeros, a restaurantes, escuelas, salas de espectáculos, oficinas públicas, polideportivos, etcétera. Mientras tanto, los funcionarios municipales responsables de esta situación, ¿dónde están?



Mario Oscar Buss

bussmario@ciudad.com.ar


enviar nota por e-mail
contacto
Búsqueda avanzada Archivo



  La Capital Copyright 2003 | Todos los derechos reservados